Prueba coronavirus

Pruebas y
Diagnóstico para el
COVID-19

Dra. Paola Freire
Otorrinolaringóloga

En esta ocasión voy a hablarte sobre cómo funcionan los métodos diagnósticos para detectar el COVID-19, algo muy importante para el manejo en la actual pandemia. Si bien el procedimiento de elección es la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), existen también las llamadas pruebas rápidas, las cuales son menos exactas y cuyo objetivo es establecer un diagnóstico precoz, para un mejor manejo (aislamiento y tratamiento si es necesario), monitorización de los pacientes, aplicación de medidas de prevención, control de la expansión y vigilancia epidemiológica.

Existen tres tipos de pruebas para el diagnóstico de laboratorio del COVID-19: pruebas PCR; pruebas de detección de antígeno; y pruebas de detección de anticuerpos (IgG, IgM)..

Pruebas
PCR

Es una técnica molecular de detección y reconocimiento de ácidos nucleicos, es decir de material genético. En la actualidad es la de referencia y elección para el diagnóstico de COVID-19. Se han obtenido resultados positivos tanto en muestras respiratorias como no respiratorias: orina, heces, incluso en sangre. Las muestras más utilizadas para COVID-19 son las nasofaríngeas y orofaríngeas, no obstante, las que ofrecen más rendimiento son las nasofaríngeas (positividad 63 % y 32 % respectivamente).

Entre sus limitaciones requiere de personal altamente especializado; el tiempo de resultado es relativamente largo (de 48 a 72 horas para la obtención de resultados); y es una técnica relativamente costosa.

Para no perder precisión en el diagnóstico es necesario que todos los pasos del proceso de las muestras (recogida, transporte, almacenamiento y procesamiento) sean correctos y que el personal sanitario este bien entrenado.

¿Cómo se realiza la prueba?

Por medio de un hisopo que se introduce en una de las fosas nasales; llegando a la nasofaringe, se gira con suavidad durante 5-10 segundos; a continuación, se debe introducir el hisopo en un medio de mantenimiento adecuado, para virus o universal, romper el mango del hisopo y cerrar el tapón. El personal que toma la muestra debe disponer de equipo de protección para la prevención de infección por microorganismos, como: bata impermeable, mascarilla, guantes, gafas o pantalla facial, y realizarlo en una habitación adecuadamente ventilada.

¿Cuándo debe realizarse la prueba?

Prueba PCR CovidEl periodo de incubación del COVID-19 es alrededor de 5-6 días. La media del periodo entre el inicio de los síntomas y el ingreso hospitalario son aproximadamente 7 días. La media del periodo de duración de los síntomas es alrededor de 13-16 días, algo más largo en pacientes con enfermedades pre existentes. La carga viral en nariz y faringe va ascendiendo desde el momento de la infección (inicio del periodo de incubación) hasta alrededor del 7º día y va disminuyendo a partir de ese día, pudiendo detectarse ARN viral tras la desaparición de los síntomas por un tiempo aún indeterminado.

La PCR puede detectar ARN viral desde unos días antes de la aparición de los síntomas, aumentando la probabilidad de positividad hasta ser máxima alrededor del 7º día y disminuyendo a partir de ahí hasta aproximadamente el final de la segunda semana. Por lo tanto, en los primeros días del periodo de incubación y tras la desaparición de los síntomas la carga viral es baja y puede no ser detectada por la PCR por estar por debajo del umbral de detección. Por otro lado, positividad no siempre significa enfermedad. La prueba puede detectar material ARN viral no viable y no contagioso, como sucede al final de la enfermedad.

¿Cómo debe interpretarse?

Como se ha manifestado la PCR es la técnica de referencia para el diagnóstico de COVID-19, pero puede haber falsos negativos y falsos positivos.

Falsos negativos: pueden aparecer si:

  • La toma de la muestra es inadecuada (cantidad escasa) o mala técnica de la toma.
  • El transporte es inadecuado (no se mantiene la cadena de frío) o con retraso.
  • Hay errores preanalíticos (mal etiquetado de la muestra).
  • Hay poca eliminación de virus por el paciente por el estadio del
  • proceso (asintomático, presintomático o postsintomático) o por la gravedad del mismo.

Falsos positivos: pueden aparecer si,

  • Mala calidad del reactivo de la prueba.
  • Contaminación cruzada entre muestras durante el procesamiento.

En la actualidad se encuentran en desarrollo diversos sistemas rápidos de PCR (en aproximadamente dos horas). Algunas de estas pruebas ya tienen la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. (FDA).

Pruebas rápidas basadas en la reacción antígeno-anticuerpo

Hoy, numerosos Test de Diagnóstico Rápido (TDR) basados en la reacción antígeno-anticuerpo, están en desarrollo y dentro de estas pruebas se diferencian aquellas que detectan antígeno y las que detectan anticuerpos (IgM, IgG).

Técnicas de detección
de anticuerpos (IgM/IgG)

Detectan la presencia de anticuerpos IgM e IgG frente al COVID-19 en una muestra de sangre, suero o plasma. Hay TDR que detectan los anticuerpos totales y otros que diferencian entre las IgM e IgG, y pueden detectar aisladamente IgG o IgM o ambas en el mismo kit. Los TDR se realizan en una muestra de sangre capilar obtenida del dedo del paciente.

Estado de inmunidad y momento de la infección según los resultados de la IgG y/o IgM*.

Cuadro

* Los resultados siempre se deben valorar conjuntamente con la situación clínica y epidemiológica.

Pruebas de detección
de antígenos

Las pruebas de detección de antígenos (Ag) se basan en la detección de proteínas virales específicas del coronavirus en la muestra. Esta se obtiene del tracto respiratorio y según estudios la carga viral es más alta en la fase aguda de la infección (los primeros 7 días del inicio de la sintomatología). Hay poco publicado y por el momento los resultados indican baja sensibilidad, por lo que en la actualidad no están aprobados, aunque tienen sus ventajas, entre la principal que se pueden obtener resultados en 15-20 minutos y no requiere infraestructura especializada.

¿Cuál es la prueba más adecuada en cada momento?

La técnica de referencia para el diagnóstico de COVID-19 sigue siendo la PCR. Las pruebas rápidas son útiles y confiables cuando tenemos un porcentaje de sensibilidad mayor al 90%.

Tecnologías alternativas para
la detección de anticuerpos serológicos

Proyecto CoNVat

Financiado por la Unión Europea, liderado por el ICN2 y en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Aix-Marsella (AMU) en Francia y el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INMI) en Italia, pondrá a punto una nueva plataforma biosensora basada en nanotecnología óptica para proporcionar un diagnóstico de COVID-19 preciso, de forma rápida y sin necesidad de instrumentación compleja y laboratorios clínicos centralizados.

La tecnología sensora desarrollada por el ICN2 consiste en un microchip con guías de onda interferométricas (combinar la luz u otras ondas electromagnéticas proveniente de diferentes receptores) que actualmente ofrecen la más alta sensibilidad, pudiendo fabricarse a gran escala. Estos microchips permiten la detección y cuantificación de moléculas o virus en un solo paso, por lo que el análisis completo puede realizarse en menos de 30 minutos.

Espero que este blog haya sido de ayuda para ti.

Dra. Paola Freire
Otorrinolaringóloga
Atención presencial y videoconferencia:
0998089307 o 023824440 op. 5

WhatsApp chat