Dra. Paola Freire

Otorrinolaringóloga

Cuando escuchamos el término “disfonía” nos llama a la duda y por ende a preguntarnos ¿qué es? Bueno, hoy te lo contaré, y así saldrás de esa inquietud, llevándote a que conozcas sobre una afección que hoy está en muchas personas, seguramente porque las actividades diarias del mundo actual hacen que se sobreexponga el uso de la voz.

¿En qué consiste la disfonía?

Básicamente, la disfonía es la pérdida del timbre normal de la voz, debido a un trastorno funcional u orgánico de la laringe. Dentro de la disfonía, y como trastorno o alteración máxima, aparece la pérdida total de la voz. 

Esta hiperfunción puede tener varias causas o patologías, como nódulos en las cuerdas vocales, pólipos o edemas (hinchazón de los tejidos blandos debido a la acumulación de líquido) en la cuerda vocal.

La disfonía, en el caso de los niños, se debe a malformaciones congénitas, como pueden ser las membranas laríngeas, angiomas (tumores que no son cancerígenos –benignos–) o alguna otra alteración menos frecuente. Cuando el niño ya habla, pueden empezar a presentarse otras alteraciones relacionadas, que en la mayoría de los casos son por hiperfunción vocal (uso extremo de la función vocal).

Ya en edades adultas pueden aparecer papilomas laríngeos, originados por infecciones virales.  Asimismo, en la adultez, la mayoría de las disfonías son también causadas por hiperfunción vocal o por trastornos neurológicos de la laringe, como la llamada disfonía espástica, que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, usual en el Parkinson o por la miastenia gravis (debilidad y fatiga de cualquiera de los músculos bajo control de la voluntad), entre otras.

De igual manera, hay que hablar de alteraciones endocrinológicas, que pueden causar modificación de las cuerdas vocales y por tanto disfonía, como el hipotiroidismo o cambios debido al climaterio.

¿Qué síntomas presenta la disfonía?

La alteración en la voz está acompañada de una variedad de características vocales (signos) que varían acorde al tipo de disfonía, ya sea esta de origen orgánico o funcional.

Dentro de los síntomas más habituales te puedo manifestar los siguientes: ronquera, voz monótona o leve, voz temblorosa, afonía, variaciones en la intensidad, frecuente pérdida de los agudos o sensación de falta de aire al hablar.

Igualmente, el paciente con esta alteración médica suele presentar otros síntomas, no necesariamente fonatorios, de los que te puedo detallar: tos, picazón, carraspeo, sensación de tener un cuerpo extraño al tragar o dolor leve de garganta al hablar. 

Diagnóstico de la disfonía 

Es importante que conozcas que el sonido generador de la voz se origina por la vibración de las cuerdas vocales, las que están situadas en la laringe. Estas cuerdas pueden sufrir un cambio –que es una disfonía fisiológica o natural– si lo podríamos decir así, y es cuando el adolescente varón cambia de voz entre los 13 y 18 años. 

Por otro lado, debo comentarte que es necesario realizar una exploración física de la laringe en toda disfonía recidivante (reaparición de una enfermedad algún tiempo después de padecida) o que se prolongue más allá de 15 días, sobre todo en personas que fuman, para así determinar si existe una tumoración en la cuerda vocal.

Tratamiento de la disfonía 

La buena noticia es que la mayoría de las disfonías se pueden tratar con reposo de la voz y modificando malos hábitos en el uso vocal, ya que el tratamiento de la disfonía originada por procesos infecciosos únicamente requiere reposo de voz y, en ocasiones, solo antiinflamatorios.

Respecto al tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, este se trata con rehabilitación foniátrica (terapia de voz). Si los síntomas persisten se completa el tratamiento con una extirpación a nivel microquirúrgico.

Sobre el pólipo de cuerda vocal, el tratamiento se centra en la exéresis quirúrgica (operación quirúrgica que lleva consigo la extracción de una lesión, de un cuerpo extraño, de un órgano o de una zona de un órgano, de un tumor) y posterior rehabilitación foniátrica (terapia de voz).

Bueno, hemos llegado al final de este blog sobre la disfonía, esperando como siempre que te haya sido de utilidad. 

Mi consejo final es que si sufres de esta anomalía busques ayuda especializada para tratar de manera profesional y acertada la disfonía. Por ello, pongo a tu disposición nuestro centro, el cual incluye profesionales de renombrada experiencia y conocedores del tema, como el apoyo de herramientas médicas de última tecnología, para de esta manera realizar todas las pruebas diagnósticas en menos de 48 horas, porque nuestra prioridad siempre son nuestros pacientes, entregándoles la más adecuada solución, obviamente en el menor tiempo posible.

Te esperamos, no dudes en contactarnos; estamos para servirte.

Dra. Paola Freire
Otorrinolaringóloga
Atención presencial y videoconferencia:
0998089307 o 023824440 op. 5

WhatsApp Escríbenos!