Dra Paola Freire

Cuidados
postoperatorios luego
de una rinoplastia.

Dra. Paola Freire
Otorrinolaringóloga

Hoy vamos a tratar otro tema de mucho interés, en relación con la rinoplastia, el antes y después de la operación, y qué es lo que debemos saber.

La rinoplastia, u operación de nariz, es una de las intervenciones más frecuentes y populares que se realizan en cirugía estética, Es importante diferenciar el término Rinoplastia, que contempla la modificación estética de la nariz y Rinoseptoplastia que implica una corrección estética y funcional. Nuestro expertise es la cirugía integral y completa de la nariz consiguiendo un buen resultado estético y funcional. La cirugía consiste básicamente en remodelar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma que mejore esa armonía facial tan anhelada, disminuyendo o aumentando el tamaño de la nariz, cambiando la forma de la punta o del dorso, retirando la giba nasal, estrechando los orificios nasales o cambiando el ángulo entre la nariz y el labio superior; como también corregir problemas congénitos, traumatismos y problemas respiratorios.

La duración de una operación de rinoplastia puede ser de entre una y dos horas, aunque hay casos complejos en que puede llevar más tiempo.

Preoperatorio
de rinoplastia

Como toda intervención quirúrgica se debe practicar un estudio preoperatorio, el cual consiste en una valoración cardiorrespiratorio, exámenes de laboratorio, de coagulacion y un estudio fotográfico y de armonía facial. Adicional a la evaluación clínica es importante realizar, una valoración psicológica del paciente, que indique sus deseos y expectativas, inclinándose hacia rectificaciones moderadas, que es lo recomendable, en vez de rectificaciones algo extremas, procurando buscar siempre un resultado natural.

También es necesario realizar un estudio exhaustivo del equilibrio y la armonía faciales para integrar de forma armónica la nariz en la cara. Algunas rinoplastias requieren una cirugía que armonice al unísono la cara y la nariz, las cuales no pueden estar divorciadas.

Adicionalmente te sugiero, que Indiques a tu médico si padeces alguna alergia y si estás consumiendo otros medicamentos. Además, evita tomar antes aspirinas o anticoagulantes. Deja el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco en el tiempo preoperatorio, ya que pueden aumentar el riesgo de las complicaciones en el quirófano.

También, evita las comidas muy pesadas antes de la cirugía de la nariz, ingerir mucho líquido; y, por último, ten a tu lado personas de confianza, para que te acompañen en todo el proceso de recuperación.

Período postoperatorio
de la rinoplastia

Si tú estás en planes de realizarte una rinoplastia, y surgen dudas o inquietudes de cómo será la recuperación luego de la operación, te debo decir que esta etapa es sencilla e indolora; durante los primeros días debes permanecer en reposo, semisentado, ingiriendo mucho líquido y tomando los analgésicos recetados por tu cirujano. Tu médico te indicará como realizar lavados de las fosas nasales de manera continua con suero fisiológico, para así contribuir a la limpieza nasal, evitar infecciones posquirúrgicas y mejorar la respiración.

En las primeras 24 horas sentirás la cara hinchada, lo cual es normal; además, molestias sobre la nariz, la cual podría sangrar ligeramente, y algo de dolor de cabeza, síntomas que disminuyen con medicación. Adicional a la hinchazón, en algunos pacientes, aparecen hematomas (moretones) alrededor de los ojos, que aumentan hasta los dos o tres días, desapareciendo en unas dos semanas aproximadamente.

Más o menos luego de 48 a 72 horas se realiza el primer control posoperatorio, momento en que el cirujano te retirará el taponamiento. Luego, a los ocho o diez días, desde la operación, se quita el yeso, ante lo cual te advierto que observarás hinchada la nariz, lo cual no debe preocuparte, porque todo esto es normal, esta hinchazón irá disminuyendo, hasta llegar a los 15 días, cuando se puede ya reanudar la vida social, los estudios o el trabajo.

Semanalmente se realiza un control de evolución, así como a los tres meses, donde se puede apreciar un resultado mejor; no obstante, el resultado definitivo se observará varios meses o incluso un año después de la rinoplastia.

Consejos
adicionales postoperatorios

  • Cuando regreses a tu casa después de tu cirugía de nariz, es importante que tengas tu habitación preparada para que descanses con comodidad y tengas una buena recuperación.
  • No hagas ningún esfuerzo físico en el proceso postoperatorio, lo mejor es estar en reposo absoluto los primeros días, y tener a alguien que te ayude a caminar.
  • Evita hablar mucho los primeros días después de tu cirugía. Es por eso que las visitas de familiares o amistades se las realicen días después.
  • Igual, sigue la dieta que tu médico te recete, así como evitar alimentos calientes o que hagan que tengas que masticar mucho.
  • Cuida la zona de tu nariz para no sufrir ningún daño.
  • Coloca hielo en los ojos para disminuir la inflamación.
  • Como la zona de tu nariz ha quedado sensible por la operación, tienes que cuidarla hasta que todo vaya cicatrizando. Por ello, duerme boca arriba y semisentado. Los primeros días respira por la boca.
  • Entre otros cuidados, la primera semana evita sonarte la nariz, evita reírte o gesticular mucho con la boca y usar lentes.
  • Por varias semanas, evita el consumo de alcohol y tabaco, porque pueden causar que el proceso de cicatrización sea más lento.
  • Toma los medicamentos en el tiempo indicado por tu médico. Si presentas algún dolor fuerte, fiebre, sangrado repentino u cualquier otro síntoma inadecuado, llama inmediatamente al médico o acude a un centro de emergencia.

Posibles complicaciones
de la rinoplastia

Cuando esta se la realiza por un cirujano calificado las complicaciones son mínimas; aunque no hay que descartar que podrías presentar algunas, como infección, sangrado por la nariz o reacciones a la anestesia, minimizándose los riesgos si sigues disciplinadamente las instrucciones de tu cirujano, antes y después de la cirugía.

Sin embargo, debo aclararte que puede acontecer que tras la cirugía pueden aparecer pequeños puntitos rojos sobre la piel, que son nada más que pequeños vasos rotos, los cuales generalmente son muy pequeños. Respecto a si hay problemas de cicatrices, la respuesta es no, porque las incisiones están en el interior de la nariz; incluso en la rinoplastia abierta la cicatriz es imperceptible.

Quiénes deben
hacerse  una rinoplastia

Aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta en su apariencia; además, que poseen un estado de salud en lo general bueno y, claro, estabilidad psicológica.

La edad también es importante. Aunque este tipo de cirugía se ha popularizado entre la juventud, la mayoría de los cirujanos prefieren no realizar una rinoplastia hasta que los pacientes no hayan cumplido los 16 años, en las chicas, y 17 años en los chicos, por la falta de desarrollo de la nariz en edades tan tempranas; considerando al mismo tiempo los ajustes emocionales y sociales propios de los adolescentes.

No hay límite de edad en el adulto para ser intervenido siempre que no exista una contraindicación anestésica y de existir alguna enfermedad de base como diabetes o Hipertensión Arterial, estén controladas.

Espero que este blog haya sido de ayuda para ti.

Dra. Paola Freire
Otorrinolaringóloga
Atención presencial y videoconferencia:
0998089307 o 023824440 op. 5

WhatsApp chat