Rinoplastia Femenina

Rinoplastia Femenina 

Algunas pacientes quieren saber en detalle donde quedarán las incisiones y que estructuras anatómicas se van a modificar mientras que a otras solo les interesa saber cuál puede ser el resultado. De igual forma, el paciente tiene el derecho de estar al tanto que es lo que se le va a hacer. Contar con gráficas de la  anatomía  y de la técnica puede ser útil para hacer más sencilla la explicación. De nuevo, una información escrita al paciente, clarifica y ayuda a hacer preguntas y refuerza la necesidad de cuidados en el pos operatorio. Una explicación minuciosa de los cuidados y molestias que va a sentir el paciente después de la cirugía lo ayudara a pensar en su recuperación. Esto también nos puede ayudar a disminuir los riesgos de accidentes o malos cuidados que  en últimas harán los resultados más  satisfactorios. A medida que el reconocimiento y experiencia del cirujano crece, también va aumentando el volumen de pacientes que le consultan con cirugías previas que desean una nueva corrección. El manejo de estos pacientes es un  poco más difícil. En lo posible debemos tratar de no juzgar al cirujano anterior puesto que en la mayoría de los casos no tenemos ideas claras del punto de partida de la cirugía primaria, y aún si las tuviéramos no podríamos saber en qué circunstancias se desarrollo la cirugía.

La promesa de resultados en este tipo de pacientes debe ser aún más cautelosa, puesto que es menos predecible la inflamación y la cicatrización a corto y largo plazo produciendo deformidades que en una nariz primaria serían fáciles de corregir, en una nariz secundaria pueden ser una tarea mayor que requiera de procedimientos largos y complejos.

El siguiente paso es realizar  un estudio adecuado de la nariz y de la cara del paciente. El mejor cirujano, aplicando la  mejor técnica quirúrgica nunca obtendrá un buen resultado si ha partido de un diagnóstico inadecuado.

WhatsApp Escríbenos!