Cirugía de Cuerdas Vocales

Cirugía de Cuerdas Vocales

Las cuerdas vocales son el órgano que genera la voz, se encuentran inmersas en un esqueleto cartilaginoso a nivel de la laringe (nuez de Adán). La voz es producida por el paso del aire a través del espacio entre las cuerdas vocales, lo que hace que estas vibren produciendo los sonidos. Las alteraciones de la voz pueden estar motivadas por múltiples causas y algunas de ellas pueden requerir cirugía. Puede tratarse de patología benigna como es el caso de los nódulos y pólipos vocales muy frecuentes en personas que abusan de la voz por motivos laborales o de patología premaligna o maligna (cáncer) más frecuente en fumadores.

El síntoma principal es un cambio en las características de nuestra voz que se denomina disfonía, es imprescindible una exploración por parte del especialista en todo paciente que sufre un cambio de voz de más de dos semanas de duración sin mejoría con tratamiento médico.

 

Diagnóstico

La visualización de las cuerdas vocales se lleva a cabo mediante técnicas de endoscopia en la consulta bien mediante un nasofibrolaringoscopio flexible a través de la nariz o uno rígido a través de la boca, en ocasiones recurriremos a otras técnicas más precisas como la estroboscopia de laringe o el análisis frecuencial de la voz.

Procedimiento para tratar las cuerdas vocales

En líneas generales la cirugía de la voz se lleva a cabo mediante la técnica conocida como microcirugía de laringe en suspensión, bajo anestesia general y visión microscópica para un mejor control y mayor precisión en la cirugía, permitiendo así la extirpación de la lesión sin lesionar la mucosa de la cuerda vocal.

En el caso de las lesiones malignas está técnica de microcirugía nos permite realizar una exploración más exhaustiva de la lesión, tomar biopsia de zonas de sospecha de extensión y en ocasiones la resección completa de la tumoración con la curación del a enfermedad maligna.

Las enfermedades de la voz requieren en casi todos los casos una rehabilitación de la misma mediante foniatría para mejorar los patrones respiratorios y aprender una técnica de fonación adecuada.

 

Recomendaciones

  • Tras la cirugía deberá realizarse un reposo de voz absoluto cuya duración dependerá de la extensión de la cirugía, por lo general hoy en día lo aconsejable para la cirugía de pólipos y nódulos es de 48 a 72 horas y algo más para lesiones tipo edema de Reinke, papilomas.
  • Es frecuente tras la cirugía la sensación de cuerpo extraño y sequedad. Debemos evitar el carraspeo y la voz susurrada ya que, aunque no lo parezca traumatizan mucho la mucosa de la cuerda y la herida del área quirúrgica. Ante la sensación de cuerpo extraño o moco en la garganta, realizaremos una tos corta y abierta y abundantes vahos, también es aconsejable la toma de mucolíticos y dormir con un humidificador en nuestra mesita de noche.
WhatsApp Escríbenos!