Adenoidectomía Pediátrica

¿En qué Consiste de la Cirugía de Amígdalas en Niños?

Las amígdalas son glándulas que se encuentran en la parte posterior de la garganta. Con frecuencia, las amígdalas se extirpan junto con las adenoides. Esta cirugía se denomina adenoidectomía y casi siempre se hace en los niños.

Esta cirugía se hace mientras su hijo está bajo anestesia general. Su hijo estará dormido y sin dolor.

  • El cirujano introduce una herramienta pequeña en la boca de su hijo para mantenerla abierta.
  • Luego corta, cauteriza o rasura las amígdalas. Las heridas sanan naturalmente sin suturas.

Después de la cirugía, su hijo permanecerá en la sala de recuperación hasta que esté despierto y pueda respirar, toser y tragar fácilmente. La mayoría de los niños se van a casa varias horas después de esta cirugía.

Por qué se realiza el procedimiento

Las amígdalas ayudan a proteger contra infecciones. Sin embargo, los niños con amígdalas grandes pueden tener problemas para respirar en la noche. Las amígdalas también pueden atrapar un exceso de bacterias, lo que puede llevar con frecuencia a dolores de garganta. En cualquier caso, las amígdalas del niño se vuelven más dañinas que protectoras.

Usted y el proveedor de atención médica de su hijo pueden considerar la posibilidad de una amigdalectomía si:

  • Su hijo tiene infecciones con frecuencia (7 o más veces en 1 año, o 5 o más veces en más de 2 años).
  • Su hijo falta mucho a la escuela.
  • Su hijo tiene problemas para respirar y no duerme bien debido a que las amígdalas bloquean el paso del aire (apnea del sueño).
  • Su hijo presenta absceso o crecimiento en las amígdalas

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacción a las medicinas
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

En raras ocasiones, el sangrado posquirúrgico puede pasar inadvertido y ocasionar problemas muy serios. La deglución frecuente puede ser un signo de sangrado de las amígdalas.

WhatsApp Escríbenos!